viernes, 9 de octubre de 2009

Cumpleaños. Costumbres y tradiciones

En mi casa el dia del cumpleaños podiamos hacer casi que cualquier cosa con la seguridad de ser perdonados o los demas se hacian de la vista gorda. El cumplimentado tambien se volvía un poco mas tolerante y soportaba estoicamente las bromas de los que de hacian un esfuerzo por ser los mas originales en el momento de la felicitación.

No teniamos en la sabana ni hemos adquirido aqui la costumbre grotesca de romper huevos en la cabeza del homenajeado, ni invitamos a Pedro Infante a las reuniones para celebrar los cumpleaños con rancheras mexicanas pero si lo despertabamos con pringos de agua en la cara o demasiadas cosquillas u otras cosas inocentes que ahora se me olvidan.

El pudin lo hacia y decoraba la abuela, grandes de tres pisos montados en una base especialmente para eso, rebozantes de azucar cuatro equis y animalitos de pastillaje. Luego se hicieron moldes con figura de libros, conejos, guitarras, casi que cualquier figura, hasta un reclinatorio para las primeras comuniones.  Tambien los habia de mentiras para poder prestarlos para otras reuniones.

Lo que nunca cambio, a pesar de todo, fue la alegría de cada cumpleaños, festejados de una manera o de otra segun la edad que ibamos teniendo. Eran reuniones sencillas con regalos sencillos, donde se desbordaba el cariño.  Cumplir años era ser el rey por un dia, era ser el protagonista, era sentirse la persona mas importante de la familia.

De pronto y casi que sin darnos cuenta, comenzamos a recorrer el camino de la vida, la distancia impedia las reuniones de antaño, festejabamos en otras ciudades y con amigos mas que con familiares. Para mi eso era siempre un poco triste, por eso quizas sucediera lo que sucediera, cada 25 de agosto me volaba a mi casa a esperar en mi cama el dia de mi cumpleaños.  Hasta donde pude lo hice.  tambien era triste para mi felicitar por telefono al ausente y tratar de desearle con todo mi corazon y calurosamente un feliz dia a alguien que al otro lado de la linea esa palabras la distancia las convertia en  frias y despersonalizadas.

La familia ha ido creciendo, no se como se ha estirado mi corazon para llevarlos a todos, sin excepcion, ahi metidos, los que estan a mi lado, los que estan en otros barrios e la misma ciudad, los que estan en otras ciudades, en otro pais y aquellos que no podre felicitar ni siquiera por telefono.

Por eso me fascinan las reuniones de cumpleaños, por eso las reuniones festivas nunca se acabaran en la familia, mas grande cada dia y con mas homenajeados, sin invitar a Pedro Infante para que cante. Por eso el regalo mas grande que me pueden dar cada cumpleaños es la presencia de ustedes en mi, lejanos o cercanos, con abrazos fisicos o virtuales, por facebook o no, por ver la cara de los que han ido creciendo y abandonando las silla donde se montaban para apagar las velas , para ver que cada vez se tienen que inclinar mas para soplarlas, con la confianza que algun dia volveremos  a soplarlas sentados y con mas gente.  Ver la cara de los nuevos que comienzan en la vida creyendo lo mismo que yo creia a esa edad, que siempre era mi cumpleñaos el que se festejaba, peleando por que nadie le metiera el dedo a la azucar del ponque, atiborrandome de pasabocas y gaseosa, más en mi pueblo donde la cocacola era un lujo de celebraciones.

Por eso me alegro de poder abrazarlos, de poder llamarlos, de poder mandarles un mensaje por facebook,  por saber que estan ahi en alguna parte pensando en quien no me llamará, por saber que al dia siguiente comenzara la cuenta regresiva de otro año para celebrar que hemos vivido un año mas.

Por eso, con heridas de mas de treinta años en el corazón, conviviendo con heridas mas recientes,  esta vez solo puedo elevar una oración que nos de a todos paz y sosiego.

Siempre estarán en mi corazón que esta hecho de un material que lo hace crecer para poder darle cabida a todos.

Amen.

1 comentario:

  1. Hasta ahora lo leo tio, y no joda, gracias...
    Gracias por recordar esos momentos que son comunes en todos y que sin ser esa su pretención llega a lo profundo del alma
    Un abrazo Tio

    ResponderEliminar